Entradas populares

martes, 17 de diciembre de 2013

Catálogo


¿Qué pensaría de mí si supiera que me estoy riendo de su situación?, ¿debo hablar de ello?
¿Cómo ironizas algo que duele tanto?, yo sé que eso es algo que pocos logran: quienes lo hacen clavan en ti la realidad como una afilada estaca.
Tal vez ella no sería capaz de poner en evidencia lo que tienen de ridículas, de obsoletas, de cursis y de imbéciles… sus motivaciones. Ella se ha dado cuenta de que no puede hacer mucho, se ha convencido, la han convencido. Yo me río a carcajadas, de esas que devienen en lágrimas, pero las lágrimas no me dicen nada.

Tengo ante mí un catálogo del comportamiento, de las maravillosas opciones a las que puedo recurrir ante la bendición de ser mujer. El objetivo es ser admitida por la sociedad, renovar mi integridad durante las labores diarias. Un catálogo de lo aceptado; que en las letras pequeñas advierte lo de siempre: NO se aceptan devoluciones, las políticas de nuestra empresa establecen que aceptar no es equivalente a bienestar, es sinónimo de resignación.

¿Y qué si esto llega a sus manos?, bueno… ¡por fortuna sé que no será así!, esto no tocará a esas dos condenadas, por fortuna sé que no lo entendería… y me río tanto del hecho que trato siempre de imitar sus costumbres para irme abriendo paso entre los que son felices, entre aquellos que convierten sus motivos en escudos y disfrutan los agasajos de la vida. Me río con las manos temblorosas.

Tengo un catálogo en mis manos, con distintos modelos. Me los publicitan con anuncios llamativos entre imágenes de colores atrayentes y eslóganes inteligentes:

1.- Devotísima. Con este modelo podrá tener los hijos que Dios le mande y los varones que le conceda. Adquirirá el poder de salvar sus problemas con rosarios y novenarios. Su esposo gustará de llevarla a misa todos los domingos siempre y cuando tenga la cena lista y mantenga la casa limpia. Además, este paquete incluye el cuidado de Lupita, fuera y dentro de su casa. ¡Y eso no es todo! En la compra de nuestra reedición del boletín del movimiento familiar cristiano, se lleva gratis – de por vida – dosis de culpa y remordimiento suficientes para repartir con quien guste.
Recomendación: no olvide que estos últimos tienen un mejor efecto en los retoños.

2.- Decencia. ¡Uno de los paquetes más sofisticados y llamativos de nuestra colección! Atrae a las clientas por la imagen recatada que sabe ocultar hasta los más mínimos detalles: desde el loco y desenfrenado pasado de una joven rebelde, la virginidad perdida y las deshonras familiares, hasta los más fuertes golpes e infidelidades. ¡No lo piense tanto! Si usted es capaz de defender su orgullo, esta carátula le viene como anillo al dedo.

3.- Femini-mater-nidad. El ideal para su realización. Admítalo, haga lo que haga y del modo en que lo haga, no será una mujer completa hasta que haya aportado su ayuda a la especie. No se deje guiar por la seguridad de un preservativo, los hijos son el mayor regalo de la vida – ¿cómo resistirse a esas caritas cachetonas y sonrisas juguetonas? –; si usted busca una inversión, ésta es su mejor opción: el diez de mayo de cada año obtendrá usted su retribución.


4.- Promoción del mes, edición limitada. Elija ser la excepción a la regla: es lo que se necesita para perpetuar y legitimar el mito. Nota: El precio no incluye los gastos de envío, verifique antes de concretar su compra. NO nos hacemos responsables de las posibles consecuencias.

martes, 3 de diciembre de 2013

Estática

Me quedé ahí:
estática.
Los mundos de mi ausencia
no lograron superar la caída del imperio,
entonces me suspendí
- un descanso imposible
para el alma -,
el sueño que domina
aun en plena luz del día.
Estaba, 
pero el tiempo, 
despiadado - como es costumbre -,
no atendió a mis llamados.
Continuó el curso del momento,
no se detuvo para obsequiar un suspiro.
Me quedé ahí:
detenida ante el muro.



Luz