jueves, 9 de junio de 2011

LA TECNOLOGÍA DE NUESTROS TIEMPOS




Desde siempre, en toda la historia de la humanidad, la tecnología ha estado presente conforme a la época en que se encuentre, desde inventos como el papel, la imprenta, hasta el teléfono, la televisión, la computadora etc. Pero algo que realmente sorprendente es cómo a partir del siglo XX (principalmente las últimas décadas) los avances tecnológicos han superado de una manera demasiado notoria los de siglos anteriores.
Todo esto, mas que traernos un beneficio, nos ha vuelto más flojos y es la principal causa de que el ser humano se encuentre cosificado. Inició como una necesidad, abarcando aspectos que pudiesen “sí ser  necesarios” para llevar una vida algo más cómoda, pero con el tiempo su rumbo cambió tan drásticamente que se convirtió en un método de consumo.
La tecnología ha hecho de nuestra época una época oscura, pues ha vuelto la vida del ser humano una vida artificial en la que lo único que importa es el aspecto material, en la que las comodidades y lujos ciegan su mente y cada vez le exigen más, a tal grado, que está acabando con los recursos naturales que le quedan, “las máquinas están gobernando el planeta, la vida está perdiendo todo sentido”.
Estamos atravesando un tiempo de decadencia que se hace pasar por el tiempo del avance, por un tiempo que quiere que nos sintamos afortunados de haber nacido en él y a su vez, un tiempo que nos dice: “no hagas nada, todo está hecho…” un tiempo al que consumiendo los nuevos juguetes mantendrás contento, y peor aun ¡te mantendrá contento! Sin embargo, estamos en retroceso…
Es verdad que muchísimos objetos nos han facilitado la vida, pero cuando no los teníamos no nos hacían falta, ni siquiera pensábamos en necesitarlos; además, muchos de ellos fueron creados con un objetivo totalmente distinto al que se interpretó, como sucedió con el Internet; su primer objetivo fue el de comunicar una computadora con otra para compartir archivos; y actualmente es el medio mas utilizado para el ocio, las redes sociales están de moda y el individuo se preocupa mas por su “vida cibernética” que por su vida real. Desgraciadamente, ya varias generaciones se vieron influenciadas por ésto. Primero fue la televisión, después los videojuegos y ahora es el internet, ¿Qué sigue?
John Zerzan se interroga “¿Cómo es posible que una expresión tan reificada como <Los niños son nuestro mas preciado futuro> no parezca repugnante a todo mundo?”. Yo me pregunto: ¿Será que ese “preciado” futuro que espera a la humanidad estará regido totalmente por las máquinas? ¿Podrá la humanidad sobrevivir a eso? Lo único que me viene a la mente es aquélla frase que Rodrigo (Rockdrigo) González cantó alguna vez: “la maquina me ha vuelto una sombra borrosa”. La tecnología, acompañada de sus métodos de consumo, ¿borrará por completo la esencia del ser humano?

Luz



No estoy totalmente en contra de la tecnología, simplemente es una reflexión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada