Entradas populares

viernes, 15 de marzo de 2013

Recurrente


Y de pronto tu cara y tu nombre me atraviesan:

apareces a través de coincidencias
apareces por sorpresa

como esta lluvia,
en esta época.

Pero…
yo estoy cansada,
de ilusiones fatigada…
ansiosa
de certezas imposibles.

A punto de escribir
que tus encuentros
han sido sólo casualidades,
con tinta indeleble

ordenándole a mi cabeza
una dosis de realidad

pidiéndole a mi mano
termine, de una vez por todas,
de escribir este poema.

Obligándome a no hablar más,
a callar lo incierto y repentino
que ahora pienso.

Y al mismo tiempo rogando
que mi pluma no se detenga,
que éstas no sean las únicas y últimas palabras
sobre eso que ni siquiera empieza.


Luz

No hay comentarios:

Publicar un comentario